Página Oficial Ayuntamiento Beniarres

Está en: » CONCEJALÍAS » VÍA VERDE DEL SERPIS »



Diputación de Alicante

VÍA VERDE DEL SERPIS

    

“Desde nuestra ya lejana infancia vimos recorrer por campos y huertas de nuestros pueblos y ciudades la figura oscura y elegante del tren Alcoi-Gandia. Vivió a través de los años los avatares de su época, revueltas, guerras y hambre. Aquel que nuestros padres y abuelos llamaban el tren de los ingleses, el del estraperlo, del aceite y del vino, de la carbonilla y la harina, el del “cagaferro” con el que improvisábamos nuestros belenes…”
 
José Morales Ferrándiz (Presidente de la Asociación del tren Alcoi-Gandia)

    
“En Valencia, antes de llegar a Gandía, me dijo el cónsul inglés Mr. Stanley Weyman que la zona por donde se pretendía realizar el trazado de la vía se llamaba el barranco del Infierno. Confieso que me sentí preocupado. Imaginé por un momento un paraje lleno de demonios, pero a los pocos días de comenzar las prospecciones comprendí que estaba en un error. Aquellas eran gentes abiertas, generosas y bien humoradas, dispuestas a ayudar; y aunque hablaban una lengua llamada valenciano que no era español ni inglés, nos entendimos sin grandes problemas gracias a la buena voluntad de todos.
    
En poco tiempo me enamoré del barranco del Infierno, un infierno de ángeles que, además, me enseñaron a saborear todas las delicias de la vida mediterránea. He de reconocer, sin embargo, que nunca pude acostumbrarles a tomar el té de las cinco.”
 
Mr. Philip P. Ayres (Ingeniero proyectista de la vía férrea Alcoy-Gandia)

    Azud en el barranc de l'Infern (entre l'Orxa y Vilallonga) desde donde se derivaba agua a las minicentrales eléctricas.
  
En 1889, la compañía inglesa “Alcoy and Gandia Railway and Harbour Company Limited” construyó la línea férrea que uniría las poblaciones de Alcoy y Gandia. Lo hizo en apenas dos años. El primer convoy promocional recorrió el trayecto el 18 de julio de 1892, si bien hasta principios del siguiente año no circularon con regularidad los trenes. A partir de entonces funcionó un medio de comunicación y transporte de gran importancia en la historia de nuestras comarcas. Durante los primeros años se bajaron mercancías para la exportación (papel, tejidos, aceite, frutas y verduras) y se subieron productos –fundamentalmente de importación inglesa– como carbón, sal, maderas, tabaco… No obstante, el tráfico de viajeros también fue en aumento. Durante la primera década del siglo XX se construyeron otras líneas de ferrocarril que entroncaron con ésta: la línea Carcaixent-Gandia que llevaban productos agrícolas desde la Valldigna y la Ribera hacia el puerto de Gandia, y la línea Villena-Alcoi-Yecla que entró en funcionamiento el 20 de diciembre de 1909 y enlazaba con el ferrocarril Alcoi-Gandia en la estación de Muro. Durante la guerra civil y la posguerra, aparte de los daños que causaron los bombardeos al puerto de Gandia –del cual dependía la línea férrea–, las estaciones sirvieron para el estraperlo de productos básicos ante la enorme escasez que se vivió en la época. Sin embargo, con la mejora económica producida en España al final de la década de los 50, el transporte de viajeros hacía la playa de Gandia adquirió cierta importancia. Fueron apenas unos años porque el transporte por carretera comenzaría a ganarle la partida al ferrocarril, suponiendo el final de esta línea y de otras muchas que también desaparecieron a lo largo de la geografía española. En 1965, la compañía desapareció y la línea pasó a depender de F.E.V.E. (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha). Finalmente, el 30 de abril de 1969 la línea fue clausurada y, al año siguiente, se desmantelaron todas las instalaciones y las estructuras metálicas se vendieron al peso. El puente de hierro que salvaba el río Agres –en Muro– que medía 132,65 metros y pesaba 150.620 kg, y que en su época fue considerada la obra más importante de toda la provincia, se subastó por un importe de 700.000 pesetas para destinarlo como chatarra.
  
Así, las circunstancias geopolíticas y socioeconómicas que propiciaron la construcción de una línea férrea entre Alcoy y Gandia a finales del siglo XIX han derivado en que, ya en el siglo XXI y con la línea en desuso, los 53 kilómetros de plataforma del antiguo ferrocarril aguarden con impaciencia una propuesta de actuación clara que la saque del olvido en la que se encuentra sumida actualmente. Desde la Regidoria de Turisme i Medi Ambient de nuestro Ayuntamiento se ha redactado un Anteproyecto constructivo  con la finalidad de que los Organismos públicos se planteen con seriedad su acondicionamiento como vía verde.
    



AJUNTAMENT DE BENIARRÉS C/ Rosa Escrig, 6 03850-BENIARRÉS (Alicante) TL : 96 551 50 59 - 96 551 50 35CREDITOS | XHTML 1.1 | CSS | W3C WAI-AA |